Monday, November 23, 2020

Un dia a la Vez — Digamos «NO» al divorcio (tercera parte)

 
Digamos «NO» al divorcio
(tercera parte)


Por eso dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su esposa [...] Por tanto, lo que Dios ha unido, que no lo separe el hombre.

Cuando hablamos de relaciones y de situaciones que se presentan entre las parejas, es muy común desear que el cambio venga de la otra persona.

Nos es más fácil exigir que dar y caemos en ese juego a la espera de que se produzcan los cambios. Es más, entramos en un terreno muy negativo. Ya no ponemos nada más de nuestra parte y en esa etapa se tienen momentos muy desagradables. Hablamos lo necesario, vivimos con si fuera con un extraño y hasta llegamos a dormir en cuartos separados. A esta altura, la relación se encuentra al borde del abismo. Está en el momento más delicado porque Satanás, que quiere matar el matrimonio, robar la bendición y destruir la vida de cada uno, tiene bastante terreno que se le ha dado.

Quiero que recuerdes que el enemigo solo necesita una rendija para entrar y destruir. Es lamentable que muchos matrimonios a esta altura ya estén con sus mentes y corazones fuera de la relación. Es probable que hasta la palabra divorcio sea tema de discusión y se esté considerando.

Hoy Dios te dice: «¿Qué estás haciendo? ¿Dónde están las promesas y los votos dados ante el altar y los testigos?». Es hora de luchar por nuestros matrimonios. Así que no seamos egoístas y pidámosle a Dios que ponga en nosotros ese primer amor a fin de que logremos rescatar las cosas buenas que tienen las parejas. Solo un cambio de actitud de tu parte, y permitirle a Dios que restaure tu relación, será lo perfecto. Él está esperando hacer el milagro en tu matrimonio. ¡Depende de ti!

Únete a esta campaña y digamos «NO» al divorcio.


Un Día a la Vez Copyright © by Claudia Pinzón
Cuando hablamos de relaciones y de situaciones que se presentan entre las parejas, es muy común desear que el cambio venga de la otra persona.

No comments:

Post a Comment