Tuesday, October 27, 2020

Devocional CPTLN — Apartado, sellado y salvador

 

Apartado, sellado y salvador

También vi que otro ángel venía por donde sale el sol. Tenía el sello del Dios vivo, y con grandes voces llamaba a los cuatro ángeles, los cuales habían recibido el poder de dañar a la tierra y al mar. Les dijo: «No dañen a la tierra, ni al mar ni a los árboles, hasta que a los siervos de nuestro Dios les hayamos puesto un sello en la frente.»... Después de esto vi aparecer una gran multitud compuesta de todas las naciones, tribus, pueblos y lenguas. Era imposible saber su número. Estaban de pie ante el trono, en presencia del Cordero, y vestían ropas blancas; en sus manos llevaban ramas de palma, y a grandes voces gritaban: «La salvación proviene de nuestro Dios, que está sentado en el trono, y del Cordero.»

¿Has visto alguna vez un sello? La mayoría de nosotros tenemos un sello impreso en algún documento oficial: el certificado de nacimiento o de bautismo, la licencia de matrimonio, la escritura de la casa, etc. Ese sello es la marca que oficializa el documento. Es lo que indica que la autoridad apropiada ha visto el papeleo y que todo es verdadero y correcto.

En los días de Jesús, un sello podía usarse como signo de propiedad: quien quería marcar algo como propio, ponía un poco de arcilla o cera y grababa allí su sello. Era el equivalente a nuestra firma hoy en día.

Pero algunas veces, el sello tenía un mensaje adicional, como cuando las autoridades sellaron la roca que cubría la entrada a la tumba de Jesús. El mensaje aquí fue muy específico: "Este es nuestro asunto. No te metas con esto".

En este pasaje de Apocalipsis, tenemos a un ángel gritando una advertencia a los otros ángeles que están a punto de causar un daño grave a la tierra. Él dice: "No dañen a la tierra, ni al mar ni a los árboles, hasta que a los siervos de nuestro Dios les hayamos puesto un sello en la frente". ¿Cuál es el mensaje aquí? Dios está diciendo: "Estas personas son mías. ¡No te metas con ellos!"

Y ese es el sello que Dios te ha puesto en tu Bautismo, ¿no es así? Cuando fuiste bautizado, fue como si Dios firmara su nombre en ti: "Eres mío". Es como estar sellado en la frente: "Esta persona es asunto Mío. ¡Que nadie intente dañar a este hijo Mío!"

Dios te ha marcado, sellado, firmado como suyo. ¿Por qué? Porque Jesús te rescató de la muerte a costa de su propia vida. Él te libró del poder del diablo ahora y para siempre. Y porque ha resucitado de entre los muertos, vive para mantenerte a salvo. Nunca serás destruido. Eres Suyo. Y al final, lo verás cara a cara.

ORACIÓN: Querido Señor, gracias por marcarme como tuyo. Amén.

Dra. Kari Vo

Para reflexionar:
* ¿Cuánto sabes de tu bautismo?

* ¿Qué significa para ti tu bautismo?
© Copyright 2020 Cristo Para Todas Las Naciones. Que a través de estos devocionales, la Palabra de Dios te refresque en tu diario caminar.
¿Has visto alguna vez un sello? La mayoría de nosotros tenemos un sello impreso en algún documento oficial: el certificado de nacimiento o de bautismo, la licencia de matrimonio, la escritura de la casa, etc.

No comments:

Post a Comment