Monday, September 7, 2020

Un dia a la Vez — Una nueva oportunidad: Testimonio de sanidad (primera parte)

https://classic.biblegateway.com/devotionals/un-dia-vez/2020/09/07
Una nueva oportunidad: Testimonio de sanidad
(primera parte)

En mi angustia invoqué al Señor; clamé a mi Dios, y él me escuchó desde su templo; ¡mi clamor llegó a sus oídos!

El mes de septiembre quedó marcado para siempre en mí, pues en un mes como este Dios me sanó de una grave enfermedad. Durante esa prueba, mi vida estuvo al borde de la muerte y pude comprender muchas cosas que vivo ahora: Disfrutar mi familia día a día, ser consciente que mi vida está en manos de Dios, que todo puede cambiar en un abrir y cerrar de ojos y que hoy estoy bien y mañana quizá no lo esté.

Esto nunca pasó por mi mente. Ni siquiera consideré que estaría casi cinco meses fuera de mi trabajo. Mis princesas tampoco se imaginaron jamás que una operación de colon se convirtiera en una pesadilla al ver a su mamá en una condición tan crítica por un mes y medio en el hospital, con ocho recaídas que significaron ocho veces más en el hospital y dos años de recuperación.

Hoy agradezco a mi Dios por sus cuidados. Mis hijas también valoran más a su mami y testifican que, a pesar de lo traumático que vivieron, saben que Dios me sanó y cuidó de ellas en esos días sombríos.

Además, pude experimentar el poder de la oración. Así que, debido a la oportunidad que tengo de escribir este libro, puedo agradecerles a cada uno de mis oyentes y familiares que alzaron una voz de clamor… ¡Gracias!

Cada prueba que vivas te hace crecer como persona. Maduras y aprendes una lección de vida. Por eso quiero repetirte la frase que aprendí de mi cuñado, el pastor Fernando García: «Dios es bueno todo el tiempo, todo el tiempo bueno es Dios».

Un Día a la Vez Copyright © by Claudia Pinzón
El mes de septiembre quedó marcado para siempre en mí, pues en un mes como este Dios me sanó de una grave enfermedad.

No comments:

Post a Comment