Tuesday, August 18, 2020

Devocional CPTLN — Mirando nuestras raíces


ALIMENTO DIARIO
Mirando nuestras raíces

Escúchenme ustedes, los que me buscan y van en pos de la justicia. Miren la piedra de donde ustedes fueron cortados; el hueco de la cantera de donde fueron sacados. Miren a Abrahán, su padre; miren a Sara, la mujer que los dio a luz. Cuando él era uno solo, yo lo llamé, lo bendije y lo multipliqué... Ya está cerca mi justicia; ya ha salido mi salvación. Mis brazos juzgarán a los pueblos, pues los habitantes de la costa esperan en mí, y en mi brazo han puesto su esperanza. Levanten los ojos a los cielos, y vuelvan la mirada hacia la tierra: los cielos se desvanecerán como el humo, la tierra se envejecerá como la ropa, y así también perecerán sus habitantes; pero mi salvación permanecerá para siempre, ¡mi justicia no perecerá!

Aquí Dios nos da una dirección extraña: "Ustedes, los que me buscan... miren la piedra de donde ustedes fueron cortados; el hueco de la cantera de donde fueron sacados. Miren a Abrahán, su padre; miren a Sara, la mujer que los dio a luz".

De acuerdo, haré eso, pero primero buscaré un modelo a seguir. Entonces me vuelvo a su historia, ¿y qué encuentro? ¡Un desastre! Es cierto que Abraham y Sara siguieron la orden de Dios de abandonar su hogar y mudarse a una tierra lejana, esperando fielmente que Él cumpliera sus promesas. Pero también encuentro a un hombre que hizo pasar a su esposa como su hermana poniéndola en peligro, todo porque tenía miedo de los lugareños. Encuentro a una mujer que usó el cuerpo de su sirviente para tener un bebé y luego la trató mal. Encuentro una pareja que tenía la mezcla habitual de bien y mal, obediencia a Dios y, bueno, todo lo contrario. ¿Se supone que debo imitar a esas personas?

Es que eso no es lo que Dios nos pide que miremos. En la línea siguiente, Isaías aclara el punto: "Cuando él era uno solo, yo lo llamé, lo bendije y lo multipliqué... ". Presten atención a Abraham y Sara, dice Dios, por lo que hice con ellos, por mi elección, bendición y salvación, eso es lo que deben notar. Eso es lo que deben buscar para ustedes mismos y en lo que deben confiar plenamente. Mi elección y mi bendición son lo que hacen la diferencia.

Es lo mismo para nosotros también, ¿no? Somos mezclas del bien y del mal, tal como lo fueron Sarah y Abraham. No hemos hecho nada para merecer atención, ¡al menos atención positiva!

Pero eso ya no es importante. Dios ha puesto su elección en nosotros. Nos ha llamado de entre la multitud y nos ha dicho: "Serás mío. Por ti naceré como ser humano, viviré, serviré, sufriré y moriré. Te quitaré tu culpa y tu maldad porque elijo hacerlo, y pagaré el precio. Y resucitaré de entre los muertos y compartiré contigo mi vida gozosa y eterna. Eres mío: elegido, bendecido, salvado.

Así es como Dios te ha amado y siempre te amará. ¿Con quién puedes compartir estas buenas noticias?

ORACIÓN: Señor, gracias por elegirnos para ser tuyos a través de tu amor. Utilízanos para traer muchos más a la fe en tu Hijo Jesús. Amén.

Dra. Kari Vo

Para reflexionar:
* ¿Qué personaje de la Biblia admiras más y por qué?

* ¿Qué significa para ti que Dios conoce todos tus defectos y de todos modos te elige y te ama?
© Copyright 2020 Cristo Para Todas Las Naciones. Que a través de estos devocionales, la Palabra de Dios te refresque en tu diario caminar.
¿Qué personaje de la Biblia admiras más y por qué?

No comments:

Post a Comment