Thursday, June 11, 2020

Devocional CPTLN del 11 de junio de 2020 - Calificado para el cuidado de Jesús


ALIMENTO DIARIO

Calificado para el cuidado de Jesús

11 de Junio de 2020

Jesús recorría todas las ciudades y las aldeas, y enseñaba en las sinagogas de ellos, predicaba el evangelio del reino y sanaba toda enfermedad y toda dolencia del pueblo. Al ver las multitudes, Jesús tuvo compasión de ellas porque estaban desamparadas y dispersas, como ovejas que no tienen pastor. Entonces dijo a sus discípulos: «Ciertamente, es mucha la mies, pero son pocos los segadores. Por tanto, pidan al Señor de la mies que envíe segadores a cosechar la mies.»

¿Quién merece ser atendido? Esta es una pregunta que respondo cada vez que ayudo a alguien a completar la solicitud de seguro médico, un formulario de Seguro Social, o una solicitud de trabajo. Casi siempre es un gran dolor de cabeza completar esos formularios, donde hacen todo tipo de preguntas.

Y cada vez que ayudo a alguien a completar estos formularios, me preocupo. Conozco a la gente. Por lo general son pobres, a menudo ancianos, y realmente necesitan ayuda. Pero también sé que si no cumplen con todas las especificaciones de ese formulario, no recibirán ayuda. Quizás son demasiado viejos, o quizás demasiado jóvenes. Quizás no tienen la ciudadanía. Quizás ganan demasiado dinero o tienen demasiadas o muy pocas personas en sus familias. ¡A veces no mueren lo suficientemente rápido!

Es por eso que la lectura de la Biblia para hoy es reconfortante. Dice: " Al ver las multitudes, Jesús tuvo compasión de ellas porque estaban desamparadas y dispersas, como ovejas que no tienen pastor". "Desamparadas e indefensas", ¡con esa frase me puedo identificar! Definitivamente estoy acosada e indefensa la mayor parte del tiempo. También lo son las personas que me importan. Y sospecho que tú también.

¿Cómo calificamos para el cuidado y la compasión de Jesús? Simplemente por necesitarlo. Jesús no busca otras calificaciones en nosotros. Como lo necesitamos, él deja atrás su trono celestial y nace en un humilde establo, llorando en un pesebre. Como somos hostigados por los poderes del mal, el pecado y el diablo, Jesús viene a luchar por nosotros, a ganar la guerra que ninguno de nosotros podría ganar por nuestra cuenta. Estamos indefensos, y por eso Jesús sufre, muere y resucita: para darnos la vida eterna como hijos de Dios. Estamos necesitados, y el Señor suple todas nuestras necesidades de su propia plenitud, "gracia sobre gracia" (Juan 1:16b). El cuidado de Jesús es para ti.

ORACIÓN: Querido Señor, gracias por cuidarme. Ayúdame a cuidar a los demás. Amén.

Dra. Kari Vo

Para reflexionar:
* ¿Cuándo fue la última vez que te has sentido acosado o indefenso?

* ¿Crees que debes cumplir con ciertos requisitos para recibir los cuidados de Dios? ¿Por qué sí o por qué no?
© Copyright 2020 Cristo Para Todas Las Naciones. Que a través de estos devocionales, la Palabra de Dios te refresque en tu diario caminar.
¿Cuándo fue la última vez que te has sentido acosado o indefenso?

No comments:

Post a Comment