Wednesday, June 3, 2020

Devocional CPTLN del 03 de junio de 2020 - ¿Tragedia o comedia?


ALIMENTO DIARIO

¿Tragedia o comedia?

03 de Junio de 2020

Entonces Pedro se puso de pie, junto con los otros once, y con potente voz dijo: «Varones judíos, y ustedes, habitantes todos de Jerusalén, sepan esto, y entiendan bien mis palabras... »Varones israelitas, escuchen mis palabras: Jesús nazareno, que fue el varón que Dios aprobó entre ustedes por las maravillas, prodigios y señales que hizo por medio de él, como ustedes mismos lo saben... fue entregado conforme al plan determinado y el conocimiento anticipado de Dios, y ustedes lo aprehendieron y lo mataron por medio de hombres inicuos, crucificándolo. Pero Dios lo levantó, liberándolo de los lazos de la muerte, porque era imposible que la muerte lo venciera... Pues a este Jesús Dios lo resucitó, y de eso todos nosotros somos testigos. Y como él fue exaltado por la diestra de Dios, recibió del Padre la promesa del Espíritu Santo, y ha derramado esto que ahora están viendo y oyendo... »Sépalo bien todo el pueblo de Israel, que a este Jesús, a quien ustedes crucificaron, Dios lo ha hecho Señor y Cristo.»

Hace algún tiempo, en un foro de Internet alguien comenzó una conversación con el título, "¿Quién mató a Jesús?" Desde el principio estaba claro que el escritor quería pelear sobre si habían sido los judíos o los romanos. Pero no resultó así. Alguien escribió: "Fui yo". Y allí se terminó la discusión.

Y es verdad: yo crucifiqué a Jesús, y tú también, si admites que lo que dice la Biblia es verdad. Todo ser humano ha intervenido en su muerte. No importa si somos judíos o romanos o seres humanos modernos. La humanidad sufre de una infección, por lo que todos contribuimos de alguna manera. Y eso es lo que Jesús vino a destruir con su propia muerte.

Si bien Pedro comienza su discurso con las malas noticias, no termina allí. Sí, crucificamos al Hijo de Dios, pero no fuimos las únicas personas involucradas en ello. Dios lo levantó de la muerte para nunca más morir. ¿Por qué? Precisamente para que Jesús pueda compartir esa vida plena, perfecta e interminable con nosotros, ¡las mismas personas que lo llevaron a la muerte!

La historia comienza como una tragedia: una persona inocente que sufre y muere sin culpa propia. Pero una vez que llegamos a la resurrección, está claro que no se trata de una tragedia, sino de una comedia, una historia con un final feliz para siempre: Jesús resucita de la muerte y el mal es destruido. El trabajo de Jesús está cumplido, ahora hay una nueva vida disponible para cualquiera que la reciba, y los discípulos salen corriendo de su encierro para ir y difundir las buenas noticias a todos los que escuchen.

La alegría de esa primera explosión de maravilla y deleite en el domingo de Pascua todavía resuena en el universo. Todavía hoy, millones alrededor del mundo confían en Jesús, sus vidas están cambiando y la luz de Dios brilla hasta en los rincones más oscuros de nuestro mundo. El hombre que crucificamos resultó ser el Hijo del Dios que nos ama. Y porque nos ama, compartirá su vida con todos los que creemos en él.

ORACIÓN: Señor, ¡gracias por estas maravillosas buenas noticias! Amén.

Dra. Kari Vo

Para reflexionar:
* ¿Crees que alguno de los seguidores de Jesús vio venir el final feliz? ¿Por qué sí o por qué no?

* ¿Has oído hablar de una víctima que se amiga con quienes le lastimaron? ¿Cómo y por qué?
© Copyright 2020 Cristo Para Todas Las Naciones. Que a través de estos devocionales, la Palabra de Dios te refresque en tu diario caminar.
¿Crees que alguno de los seguidores de Jesús vio venir el final feliz? ¿Por qué sí o por qué no?

No comments:

Post a Comment