Monday, May 18, 2020

Devocional CPTLN del 18 de mayo de 2020 - Ven, Señor Jesús


ALIMENTO DIARIO

Ven, Señor Jesús

18 de Mayo de 2020

¡Levántese Dios, y sean esparcidos sus enemigos! ¡Huyan de su presencia quienes lo aborrecen! Dios los despejará como si despejara el humo; ¡como si derritiera cera delante del fuego! Así perecen los impíos delante de Dios. Pero los justos se alegrarán delante de Dios; ¡llenos de gozo, saltarán de alegría!

Las organizaciones que monitorean la persecución mundial de los seguidores de Jesús dicen que, en la actualidad, más de 260 millones de cristianos en 50 países sufren niveles de persecución altos a severos. Cada año miles de creyentes mueren a manos de sus perseguidores, mientras que muchos más sufren encarcelamiento o la pérdida de iglesias, hogares y empleos. Sin embargo, estas cifras terribles no son inesperadas. Jesús dijo que sus seguidores serían odiados así como lo odiaban a él (ver Juan 15:18). Y a pesar de que Jesús dijo que somos bendecidos cuando sufrimos a causa de su Nombre, durante siglos los santos de todo el mundo han gritado con el salmista: "¿Hasta cuándo, Señor?" (Salmo 13:1a). Sin embargo, tales circunstancias no continuarán para siempre. Se acerca el día en que 'Dios se levantará' y 'sus enemigos serán esparcidos'.

Sabemos que ese día ciertamente llegará porque ya hubo un tiempo en que Dios se levantó en poder y majestad, dispersando a sus enemigos. En esos días, su majestuoso poder estaba velado en carne humana y escondido en debilidad y sufrimiento. Jesús nuestro Salvador, verdadero Dios y verdadero hombre, fue rechazado y traicionado por aquellos a quienes vino a salvar y fue injustamente condenado a muerte. Pero en la debilidad y sufrimiento de su muerte en la cruz, Jesús destruyó el poder del diablo y nos libró del temor a la muerte (ver Hebreos 2:14-15). Al tercer día el Hijo de Dios se levantó corporalmente de la tumba triunfando sobre la muerte, dispersando a sus enemigos, nuestros enemigos: el pecado, la muerte y Satanás.

Poco después de que Jesús ascendió, comenzó la persecución contra sus seguidores. El mundo, con el odio que Jesús había predicho, comenzó su asalto a su cuerpo, la iglesia, un asalto que continúa hasta nuestros días. Sin embargo, incluso a través del sufrimiento y la muerte, el Señor de la iglesia sostiene seguro a su pueblo en sus manos. La iglesia continúa creciendo a medida que los cristianos en todas partes continúan dando testimonio de Jesús, orando para que el Espíritu llame incluso a sus perseguidores a la fe en el Salvador. Como Jesús dijo de su iglesia: "Las puertas del Hades no podrán vencerla" (Mateo 16:18b). Pero finalmente, un día, toda persecución cesará.

En el último día, cuando Jesús regrese en gloria como Juez y Rey, este salmo se cumplirá total y finalmente. Dios se levantará y sus enemigos se dispersarán sin ningún lugar a donde correr. Aquellos que odiaron al Salvador y lo rechazaron como Señor huirán delante de Él. La muerte, el último enemigo, será destruido ya que todos los santos, una vez tan odiados por el mundo, se levantarán corporalmente de sus tumbas, vestidos de inmortalidad (ver 1 Corintios 15:26, 53). Según el justo juicio de Dios, los impíos perecerán. En ese día, como dice el salmista, nos alegraremos y exultaremos ante Dios. ¡Estaremos jubilosos de alegría! ¡Ven Señor Jesús!

ORACIÓN: Señor Jesús, buen pastor, has prometido que nadie te arrebatará tus ovejas de tu mano. Con tu palabra y con tu cuerpo y sangre, nutre y sostiene tu iglesia sufriente hasta que regreses. Amén. ¡Ven rápido, Señor!

Dra. Carol Geisler

Para reflexionar:
* ¿Cómo dispersa Dios a sus enemigos? ¿Puedes dar un ejemplo?

* ¿Has sufrido persecución en tu vida? ¿Cómo la manejaste?
© Copyright 2020 Cristo Para Todas Las Naciones. Que a través de estos devocionales, la Palabra de Dios te refresque en tu diario caminar.
¿Cómo dispersa Dios a sus enemigos? ¿Puedes dar un ejemplo?

No comments:

Post a Comment