Thursday, April 23, 2020

Devocional CPTLN del 23 de abril de 2020 - "Tengo un secreto"


ALIMENTO DIARIO

Tengo un secreto

23 de Abril de 2020

Ese mismo día, dos de ellos iban de camino a una aldea llamada Emaús, que distaba de Jerusalén sesenta estadios. Iban hablando de todo lo que había sucedido, y mientras hablaban y discutían entre sí, Jesús mismo se acercó y los iba acompañando.

Esta es una de mis historias favoritas en la Biblia debido a la increíble alegría que Jesús muestra. Ahí está el Hijo resucitado de Dios y Salvador caminando con dos discípulos totalmente despistados, pero amados, ¡que no lo reconocen! Incluso le preguntan: "¿Eres el único en toda Jerusalén que no sabe lo que acaba de pasar allí?"

Y, asombrosamente, Jesús les sigue el juego. "¿Qué cosa?", pregunta, como si no hubiera estado en el centro de ella. Y así, vuelven a contar su historia de aflicción mientras él escucha con mucha atención, terminando con los primeros testigos de la resurrección, cuya historia no pueden creer. ¡Están muy tristes!

En este punto, Jesús no puede soportarlo más. " Ay, insensatos! ¡Cómo es lento su corazón para creer todo lo que los profetas han dicho! ¿Acaso no era necesario que el Cristo padeciera estas cosas... " y luego aprovecha el resto de la caminata para hacer un estudio de la Biblia. ¡Ojalá pudiera haberlo escuchado! Eso sí, todavía no les ha dicho quién es, y ni siquiera han comenzado a adivinar. ¿Será que se cubrió las marcas con las mangas?

Cuando llegan al pueblo Jesús actúa como si fuera a seguir caminando, pero ellos lo invitan a quedarse con ellos. Pero no es hasta que Jesús parte el pan para la cena que lo reconocen... y entonces él desaparece. Los discípulos corren todo el camino de regreso a Jerusalén para contar las noticias, ¡y descubren que Jesús había estado allí antes que ellos!

La alegría que nos da el conocer un secreto maravilloso, tan maravilloso que es terriblemente difícil de guardarlo, es muy especial. Las mujeres recién embarazadas lo saben. Las personas recién comprometidas lo saben. Las personas que esperan ver a un ser querido abrir un regalo especial lo saben. Y Jesús lo sabía: la maravillosa y abrumadora alegría de saber que su obra estaba completa, que su pueblo amado estaba a salvo, que había logrado rescatarlos del pecado, la muerte y el infierno. ¡Y casi nadie se había dado cuenta todavía!

¡Qué tiempo para alegrarse! ¡Qué tiempo para celebrar! Dos mil años después, todavía es tiempo de celebrar. Porque las réplicas de ese terremoto de alegría aún no han dejado de llegar. Jesús ha resucitado y nosotros somos salvos. ¡Él ha resucitado!

ORACIÓN: Querido Señor Jesús, gracias por darnos la gran alegría de saber que estás vivo y que te pertenecemos. Amén.

Dra. Kari Vo

Para reflexionar:
* ¿Cuál fue uno de los días más felices de tu vida?

* Toma un tiempo para darle gracias a Dios por una alegría que te ha dado, ya sea grande o pequeña.
© Copyright 2020 Cristo Para Todas Las Naciones. Que a través de estos devocionales, la Palabra de Dios te refresque en tu diario caminar.
¿Cuál fue uno de los días más felices de tu vida?

No comments:

Post a Comment