Thursday, February 27, 2020

CPTLN devocional del 27 de febrero de 2020 - COMENZANDO BIEN


ALIMENTO DIARIO

"COMENZANDO BIEN"

27 de febrero de 2020

Jesús fue de Galilea al Jordán, donde estaba Juan, para ser bautizado por él. Pero Juan se le oponía, diciendo: "Yo necesito ser bautizado por ti, ¿y tú vienes a mí?" Jesús le respondió: "Por ahora, déjalo así, porque conviene que cumplamos toda justicia." Entonces Juan aceptó. Después de ser bautizado, Jesús salió del agua. Entonces los cielos se abrieron y él vio al Espíritu de Dios, que descendía como paloma y se posaba sobre él. Desde los cielos se oyó entonces una voz, que decía: "Éste es mi Hijo amado, en quien me complazco."

Quizás recuerdes la historia de Moisés y de cómo comenzó su trabajo. Dios lo encontró cuidando ovejas en el desierto, le habló a través de una zarza ardiente y lo envió a liberar al pueblo de Israel. Lo que quizás NO sepas es que Moisés ya había tenido una mala experiencia en Egipto cuarenta años antes, donde había atacado a un egipcio que había golpeado a un hebreo. Moisés fue acusado de asesino y tuvo que huir por su vida. Antes de que Dios lo llamara y lo enviara de regreso, pasaron otros cuarenta años (Éxodo 2:11-25).

Jesús también fue enviado. Y cuando llegó el momento de abandonar su tranquila vida en Nazaret y comenzar a andar activamente por el camino hacia la cruz, no dudó. Llegó al lugar donde Dios lo estaba llamando: al lugar donde el profeta Juan el Bautista predicaba y bautizaba a las personas en el Jordán. No era un lugar elegante; al contrario, estaba en el desierto, lejos de cualquier palacio o gran ciudad. Pero era donde Dios estaba obrando. Y allí Jesús fue bautizado.

Jesús no tenía ningún pecado propio que hiciera necesario el Bautismo. ¡Pero nosotros sí! Y dado que él venía a ser nuestro Salvador, se sometió al mismo Bautismo que marca nuestras vidas como pueblo de Dios. Fue el comienzo adecuado: Jesús se unió a nosotros en el Bautismo, para finalmente unirnos a él en su sufrimiento, muerte y resurrección.

ORACIÓN: Señor Jesús, gracias por unirte a nosotros para que podamos pertenecer a ti. Amén.

Dra. Kari Vo

Para reflexionar:
  1. ¿Cuánto sabes de las circunstancias de tu Bautismo?
  2. En el Bautismo, Dios te marcó como su hijo. ¿Qué significa eso para tu vida?

© Copyright 2020 Cristo Para Todas Las Naciones. Que a través de estos devocionales, la Palabra de Dios te refresque en tu diario caminar.
¿Cuánto sabes de las circunstancias de tu Bautismo?

No comments:

Post a Comment