Tuesday, February 18, 2020

CPTLN devocional del 18 de febrero de 2020 - Su papel más importante


ALIMENTO DIARIO

Su papel más importante

18 de Febrero de 2020

El Señor le dijo a Moisés: «Sube al monte y preséntate ante mí. Espera allá, que voy a darte las tablas de piedra con la ley y los mandamientos que he escrito para instruirlos.» Moisés se levantó, junto con su siervo Josué, y entonces Moisés subió al monte de Dios. A los ancianos les dijo: «Espérennos aquí, hasta que volvamos a ustedes. Miren, Aarón y Jur se quedarán con ustedes, y quien tenga algún asunto que tratar, recurra a ellos.» Al subir Moisés al monte Sinaí, una nube lo cubrió, y la gloria del Señor se posó sobre el monte y la nube lo cubrió durante seis días. Al séptimo día, el Señor llamó a Moisés desde el centro de la nube. En la cumbre del monte la gloria del Señor tenía, a la vista de los hijos de Israel, la apariencia de un fuego abrasador. Y Moisés subió al monte y entró en la nube, y estuvo en el monte cuarenta días y cuarenta noches.

Es difícil imaginar cómo habrá sido esa experiencia para Moisés. A través de todo el libro de Éxodo se puede ver claramente cómo Dios tuvo su mano en la vida de Moisés. Su escape de la intención asesina de un rey ansioso y de cuando era perseguido por haber matado a un egipcio, demuestran que Dios lo estaba preparando para un papel importante en la historia de Israel.

Cuando ascendió al Monte Sinaí, Moisés ya había llevado una vida notablemente plena. Después de refugiarse en Madián y encontrarse con Dios en una zarza ardiente, regresó a Egipto. Allí se encontró con Faraón y declaró en nombre de Dios: "Deja ir a mi pueblo, para que celebren en el desierto una fiesta en mi honor" (Éxodo 5:1b). Pero Faraón no quiso saber nada de eso, y pronto las feroces plagas enviadas por Dios cayeron sobre su pueblo.

Ya antes de llegar al Monte Sinaí, Moisés fue parte integral del plan de redención de Dios. Fue testigo de la primera Pascua, del éxodo de Israel hacia el este alejándose del ejército de Faraón y de la destrucción de los egipcios en el Mar Rojo. Pero fue en el Monte Sinaí donde Moisés debe haber sentido la mayor intervención de Dios: la entrega de los Diez Mandamientos. Inscritas en piedra, estas eran ahora palabras por las cuales vivir, palabras para guiar al pueblo de Dios en su camino hacia la Tierra Prometida.

E inmediatamente, en términos inequívocos, los Mandamientos establecieron nuestra relación ante Dios: somos pecadores perdidos y quebrantados sin remedio. Aquí, en este momento de gran revelación, está Moisés en su papel más importante: el legislador que señala a Jesús, el dador de vida.

Confrontados con la Ley de Dios no tenemos ninguna posibilidad. Ella condena por completo nuestro pecado. Pero Jesús, el Hijo único de Dios, recibió el castigo total de la Ley por nuestros pecados y, por fe en él como Salvador, nos da su victoria.

"Antes, ustedes estaban muertos en sus pecados; aún no se habían despojado de su naturaleza pecaminosa. Pero ahora, Dios les ha dado vida juntamente con él, y les ha perdonado todos sus pecados. Ha anulado el acta de los decretos que había contra nosotros y que nos era adversa; la quitó de en medio y la clavó en la cruz. Desarmó además a los poderes y las potestades, y los exhibió públicamente al triunfar sobre ellos en la cruz" (Colosenses 2:13-15).

ORACIÓN: Padre celestial, a pesar de que pecamos, tenemos perdón en Jesús. Ayúdanos a recibirlo en fe. En su Nombre. Amén.

Paul Schreiber

Para reflexionar:
  1. ¿Qué crees que hizo Moisés durante esos 40 días que estuvo en el monte Sinaí?
  2. ¿Conoces a alguien cuya fe parece ser increíble?

© Copyright 2019 Cristo Para Todas Las Naciones. Que a través de estos devocionales, la Palabra de Dios te refresque en tu diario caminar.
¿Qué crees que hizo Moisés durante esos 40 días que estuvo en el monte Sinaí?

No comments:

Post a Comment