Tuesday, January 21, 2020

CPTLN devocional del 21 de enero de 2020 - A veces se nos olvida


ALIMENTO DIARIO

A veces se nos olvida

21 de enero de 2020

Pero no siempre habrá oscuridad para la que ahora está angustiada. En los primeros tiempos las regiones de Zabulón y Neftalí fueron afligidas, pero en los últimos tiempos se llenará de gloria el camino del mar, al otro lado del Jordán, en Galilea de los gentiles. El pueblo que andaba en tinieblas vio una gran luz; sí, la luz resplandeció para los que vivían en un país de sombras de muerte. Tú aumentaste el regocijo, y acrecentaste la alegría. En tu presencia se alegrarán, como se alegran durante la siega; como se regocijan cuando se reparten el botín. Tú quebraste el yugo y la vara que pesaban sobre sus hombros, y el cetro que los oprimía, como en el día de Madián.
Isaías 9:1-4 (RVC)

Estos versículos preceden a los famosos versículos que todos conocemos acerca de un Niño que nos nace, un Hijo que nos es dado, el Regalo de Dios para cada uno de nosotros en la mañana de Navidad. A veces nos olvidamos de cómo Dios prometió a Su Elegido al pueblo de Israel cuando ellos definitivamente estaban descuidando la Palabra de Dios, y mucho menos ponían atención a la promesa de Su propio Hijo amado.

Lamentablemente, a los hijos de Israel les gustaba ir tras los dioses extranjeros, dando su lealtad a las prácticas de culto malvadas y a las malas acciones en gran escala.

Esta práctica condujo a innumerables crímenes cometidos contra el Dios que no solo los libró de la esclavitud de sus señores egipcios sino que los condujo a la Tierra Prometida. Sin embargo, incluso en medio del desprecio persistente hacia Dios por parte de Israel, el Todopoderoso no abandonó a su pueblo. No los entregó a sus pecados ni a la desesperanza que resulta de la apostasía.

En cambio, les dio la promesa de un futuro, una herencia que dura para siempre. "La extensión de su imperio y la paz en él no tendrán límite. Reinará sobre el trono de David y sobre su reino, y lo afirmará y confirmará en la justicia y el derecho, desde ahora y para siempre. Esto lo hará el celo del Señor de los ejércitos." (Isaías 9:7).

Nosotros también hemos desobedecido, pero somos bendecidos por la sobreabundancia de un Dios que da cosas buenas y lo hace una y otra vez. Aun cuando nos hemos rebelado, buscando nuestros propios intereses, Dios ha actuado en nuestro nombre. Como se dijo del antiguo Israel, así se podría decir de nosotros: "Todos perderemos el rumbo, como ovejas, y cada uno tomará su propio camino; pero el Señor descargará sobre él todo el peso de nuestros pecados."(Isaías 53:6).

¿Y quién es "Él" que ha tomado nuestros pecados e iniquidad? No es otro que Jesucristo el Señor. Él es el que fue "despreciado y rechazado" por nuestro bien. Es Jesús quien "llevó sobre sí nuestros males, y sufrió nuestros dolores", a quien "Dios lo ha azotado, lo ha herido y humillado", quien fue herido por nuestros pecados; ¡molido por nuestras rebeliones!, y es Jesús, y solo Él, por cuyas "llagas seremos sanados "(ver Isaías 53:4-5).

ORACIÓN: Padre celestial, has traído luz a las naciones a través del regalo de tu Hijo. ¡Gracias y alabado seas por esto! En el Nombre de Jesús oramos. Amén.

Paul Schreiber

Para reflexionar:
  • ¿Crees que aquellos que escucharon por primera vez las palabras anteriores de Isaías se llenaron de esperanza?¿En qué sentido?
  • ¿Has visto a Dios librarte de días oscuros o fechorías?¿Cómo lo hizo?

© Copyright 2019 Cristo Para Todas Las Naciones. Que a través de estos devocionales, la Palabra de Dios te refresque en tu diario caminar.
¿Crees que aquellos que escucharon por primera vez las palabras anteriores de Isaías se llenaron de esperanza?¿En qué sentido?

No comments:

Post a Comment