Monday, January 20, 2020

CPTLN devocional del 20 de enero de 2020 - Casi incontable


ALIMENTO DIARIO

Casi incontable

20 de Enero de 2020

Tú, Señor mi Dios, has pensado en nosotros, y has realizado grandes maravillas; no es posible hablar de todas ellas. Quisiera contarlas, hablar de cada una, pero su número es incontable.

¿Todavía estás entusiasmado con los regalos que recibiste para Navidad? Quizás enviaste mensajes de texto o correos electrónicos de agradecimiento, o empleaste ese arte casi perdido de las notas escritas a mano, detallando los aspectos maravillosos de cada regalo. ¡No es posible hablar de todos ellos, es casi incontable!

¿Todavía estás entusiasmado con el mejor regalo de todos, el regalo de nuestro Señor y Salvador Jesucristo? Recientemente celebramos su nacimiento. ¿Seguimos hablando de ese precioso regalo? Ningún regalo terrenal puede compararse con el perdón y la vida eterna que son nuestros por la gracia de Dios a través de la fe en Jesús.

El salmista está entusiasmado con todo lo que el Señor ha hecho, los innumerables dones recibidos de la mano de Dios: "Has multiplicado, oh SEÑOR, Dios mío, tus maravillas y tus pensamientos hacia nosotros". ¿Cuáles fueron algunas de esas maravillas? Dios sacó al salmista del "hoyo de la desesperación" y puso sus pies "sobre una roca". Dios puso una nueva canción en la boca del salmista y así "muchos vieron esto y temieron, y pusieron su esperanza en el Señor" (Salmo 40:2-3). Las maravillas del Señor son incontables.

Después de la primera Pascua, los apóstoles compartieron la alegría del salmista. Las maravillas del Señor fueron más de lo que se podía contar. Jesús de Nazaret, crucificado y sepultado, había resucitado de entre los muertos. ¡No es posible hablar de todo ello, es casi incontable! Pedro y Juan, hablando audazmente con los líderes religiosos que ordenaron su arresto, dijeron: "Porque nosotros no podemos dejar de hablar acerca de lo que hemos visto y oído" (Hechos 4:20). Jesús, el Mesías prometido, había resucitado de la muerte. ¡Los apóstoles lo habían visto en carne y hueso! Habían hablado con él y comido con él. Habían tocado y sentido sus manos y pies con cicatrices de clavos. No podían dejar de hablar de eso.

Tenemos los mismos buenos regalos, las mismas buenas noticias que los apóstoles tenían. "Dios ha pensado en nosotros, y ha realizado grandes maravillas". En un maravilloso intercambio de regalos de Navidad, Jesús tomó sobre sí nuestro pecado y la pena de muerte que merecíamos y nos vistió con su justicia. Dios nos sacó del "hoyo de la desesperación" y puso nuestros pies firmemente en Jesús, la Roca de nuestra salvación. Jesús ha resucitado de la muerte, y su victoria es nuestra victoria. ¡Quisiera contarlas, hablar de cada una, pero su número es incontable!

No se necesitan notas o textos de agradecimiento. Cada respiración y cada momento de nuestras vidas expresan nuestra gratitud por los dones del perdón y la vida que son nuestros a través de la fe en el Nombre de Jesús. Con el salmista decimos de las maravillas de Dios: "Quisiera contarlas, hablar de cada una, pero su número es incontable". Su número es incontable, pero como esos valientes apóstoles, "no podemos dejar de hablar de lo que ¡hemos visto y oído!

ORACIÓN: Padre celestial, gracias por el regalo de tu Hijo y por tus maravillas que se multiplican en nuestra vida cada día. Acepta nuestra agradecida alabanza en el Nombre de Jesús nuestro Señor. Amén.

Dra. Carol Geisler

Para reflexionar:
  • Dios da buenos regalos a todos. ¿Te parece que algunas personas reciben más regalos que otras? ¿Por qué podría ser esto?
  • ¿Cómo podemos mencionar los buenos dones de Dios a los demás sin sonar demasiado religiosos?

© Copyright 2019 Cristo Para Todas Las Naciones. Que a través de estos devocionales, la Palabra de Dios te refresque en tu diario caminar.
Dios da buenos regalos a todos. ¿Te parece que algunas personas reciben más regalos que otras? ¿Por qué podría ser esto?

No comments:

Post a Comment