Tuesday, January 14, 2020

CPTLN devocional del 14 de enero de 2020 - Todavía habla


ALIMENTO DIARIO

Todavía habla

14 de Enero de 2020

¡Escúchenme, costas y pueblos lejanos! El Señor me llamó desde el vientre de mi madre; tuvo en cuenta mi nombre desde antes de que yo naciera. Hizo de mi boca una espada aguda, y me cubrió con la sombra de su mano; hizo de mí una flecha bruñida, y me guardó en su aljaba. Y me dijo: «Israel, tú eres mi siervo. Tú serás para mí motivo de orgullo.» Pero yo dije: «De balde he trabajado. He gastado mis fuerzas sin ningún provecho. Pero el Señor me hará justicia; mi Dios me dará mi recompensa.» Pero ahora ha hablado el Señor, el que me formó desde el vientre para que fuera yo su siervo; para que reuniera a Jacob, para que hiciera a Israel volverse a él (así yo seré muy estimado a los ojos del Señor, y mi Dios será mi fuerza), y ha dicho: «Muy poca cosa es para mí que tú seas mi siervo, y que levantes las tribus de Jacob y restaures al remanente de Israel. Te he puesto también como luz de las naciones, para que seas mi salvación hasta los confines de la tierra.» Así ha dicho el Señor, el Santo Redentor de Israel, al que es menospreciado, al que es odiado por las naciones, al siervo de los gobernantes: «Los reyes y los príncipes te verán y se levantarán, y se inclinarán ante el Señor, porque el Santo de Israel, que te ha escogido, es fiel.»
Isaías 49:1-7 (RVC)

¿Alguna vez has tenido el honor de hacer algo especial, como dar un discurso o manejar una situación difícil? Tal vez se necesitó de tu experiencia para realizar una función crucial en tu trabajo. Quizás fuiste elegido entre muchos para hacer algo que solo tú podías hacer, o que tú quién podías hacerlo mejor. Se siente bien cuando nos piden hacer algo en lo que podemos contribuir con nuestras habilidades especiales, ¿no?

Pero a veces, por el contrario, se nos pide hacer algo para lo cual no nos sentimos preparados. Puede que Isaías se haya sentido así. Él fue profeta durante los reinados de cuatro reyes de Judá: Uzías, Jotam, Acaz y Ezequías (véase Isaías 1:1) a quien Dios encargó declarar algunas de las palabras más poderosas del Antiguo Testamento.

Con mensajes de venganza e ira divinas (ver Isaías 34), predicciones terroríficas de las invasiones y guerras de naciones extranjeras (ver Isaías 10:5-6), y la devastación general que seguiría, Isaías era el tipo de persona que uno no quisiera que se le acerque.

Pero a la misma vez, Isaías también pronunció algunas de las palabras más maravillosas de la Biblia sobre el amor y el perdón de Dios (véase Isaías 1:18). Él habló del plan futuro de redención de Dios (ver Isaías 25:1-9) y dio la descripción conmovedora del "Siervo Sufriente", Aquel a través del cual nuestra salvación se llevaría a cabo (véase Isaías 52-53).

Hoy Isaías sigue hablando. Su mensaje es tan relevante ahora como lo era antes. ¿Por qué? Porque cuando eliminamos los milenios de cambio cultural, al final las personas siguen siendo las mismas. Al igual que el antiguo Israel errante, nosotros también hemos seguido nuestros propios deseos y acumulado nuestros pecados. Pero el Señor nos llama de regreso a casa, a Jesús, quien llevó nuestros pecados a la cruz y triunfó sobre la tumba para siempre. "Todos perderemos el rumbo, como ovejas, y cada uno tomará su propio camino; pero el Señor descargará sobre él todo el peso de nuestros pecados." (Isaías 53:6).

ORACIÓN: Padre celestial, como tu profeta Isaías, haznos personas que escuchen tu voz y la sigan. En el nombre de Jesús. Amén.

Paul Schreiber

Para reflexionar:
  • ¿Cuál es tu profecía o profeta favorito del Antiguo Testamento?
  • ¿Piensas mucho en el regreso del Señor en términos de las profecías y en qué sucederá en ese día?

© Copyright 2019 Cristo Para Todas Las Naciones. Que a través de estos devocionales, la Palabra de Dios te refresque en tu diario caminar.
¿Cuál es tu profecía o profeta favorito del Antiguo Testamento?

No comments:

Post a Comment