Friday, January 10, 2020

CPTLN devocional del 10 de enero de 2020 - ¿Cómo lo logras?


ALIMENTO DIARIO

¿Cómo lo logras?

10 de Enero de 2020

Un mandamiento nuevo les doy: Que se amen unos a otros. Así como yo los he amado, ámense también ustedes unos a otros.
Juan 13:34 (RVC)

"¿Cómo logro superarlo?"

Un amigo y yo estuvimos hablando de tonterías como las hamburguesas y papas fritas durante casi 20 minutos antes de que surgiera esa pregunta. ¿Superar qué?, le pregunté, hasta que me recordó que se había separado de su pareja. El vivir solo una vez más, después de dos años de matrimonio, pesaba casi insoportablemente sobre él.

Su divorcio siguió el patrón clásico. La pareja se casó antes de que ninguno de los dos celebrara su cumpleaños número 19. Tenían las presiones de muy poco dinero combinado con las demandas de la Universidad y las carreras retrasadas. Los enredos familiares tensaron la relación aún más. Las peculiaridades de personalidad en ambos, que parecían triviales (o incluso divertidas) en el primer mes, resultaron insoportables en el mes 21.

Ambos eran cristianos. Ambos eran pecadores. Y ambos fueron reacios a buscar ayuda antes de que fuera demasiado tarde. Entonces una mañana, poco antes de Navidad, él se despertó y ella ya no estaba.

¿Cómo logro superarlo? Los cubitos de hielo en nuestros refrescos se derritieron mientras hablamos y hablamos. Al ver su dolor, no tuve respuestas.

Dios ordenó el matrimonio. No tenía la intención de proporcionar cláusulas de escape por incompatibilidad o conveniencia personal. Jesús nos dice que Moisés permitió el divorcio solo por la dureza de nuestros corazones. La raíz de todo divorcio es el pecado: el pecado de ambos socios en mayor o menor grado.

Sin embargo, por mucho que Dios odie el pecado, claramente ama a los pecadores. Él se entristece por nuestras angustias aún más que nosotros.

Muchas veces las personas divorciadas pierden no solo a su cónyuge, sino también a varios de sus amigos. Las parejas con las que una persona divorciada solía socializar ahora se sienten incómodas con él o ella. Los solteros aún no casados tratan de ocultar lo que están pensando: "Tuviste tu oportunidad y la desperdiciaste". Los cristianos, que de todas las personas deberían conocer y mostrar el amor de Jesús hacia los pecadores, hablan con un juicio duro e insensible, excluyendo a la persona soltera.

Una amiga mía mantiene una piedra en su escritorio con las palabras "yo no" impresa en ella con un marcador mágico. Cuando se siente tentada a chismear o hablar de otros, ella la mira y recuerda las palabras de Jesús: «Aquel de ustedes que esté sin pecado, que le arroje la primera piedra» (Juan 8:7b).

¿Cómo logramos superarlo? ¿Cómo mostramos con más compromiso la santidad del matrimonio? Al darnos cuenta de la debilidad humana, ¿cómo podemos ministrar más amorosamente a nuestros hermanos y hermanas que sufren con el dolor del divorcio?

La mujer en el pozo de Samaria se había divorciado de cinco maridos y vivía en adulterio con otro hombre. Jesús hizo todo lo posible para encontrarse con ella así como estaba su vida y amarla con compasión.

¿Cómo podemos nosotros no hacer lo mismo?

ORACIÓN: Padre celestial, perdona la dureza de nuestros corazones hacia los demás. Que nosotros, como Jesús, veamos con amor a las personas que sufren, están solas y necesitadas de tu amor salvador. En el Nombre de Jesús oramos. Amén.

The Lutheran Layman, abril de 1980, Jane Fryar.

Para reflexionar:
  • ¿Por qué crees que la Biblia le da tanta importancia al matrimonio?
  • ¿Cómo amamos a los demás con el amor de Cristo?

© Copyright 2019 Cristo Para Todas Las Naciones. Que a través de estos devocionales, la Palabra de Dios te refresque en tu diario caminar.
¿Por qué crees que la Biblia le da tanta importancia al matrimonio?

No comments:

Post a Comment