Thursday, January 2, 2020

CPTLN devocional del 02 de enero de 2020 - Redimido y purificado


ADVIENTO—NAVIDAD 2019

Redimido y purificado

02 de Enero de 2020

Y cuando se cumplieron los días para que, según la ley de Moisés, ellos fueran purificados, llevaron al niño a Jerusalén para presentarlo ante el Señor y cumplir con lo que está escrito en la ley del Señor: "Todo primer hijo varón será consagrado al Señor", y para ofrecer un sacrificio en cumplimiento de la ley del Señor, que pide "un par de tórtolas, o dos palominos."
Lucas 2:22-24 (RVC)

Era hora de ir a Jerusalén. Jesús tenía 40 días y era el primogénito de su madre. La Ley de Moisés decía que tales niños pertenecían al Señor, debido a que Dios había salvado a los primogénitos israelitas de la muerte durante los días del Éxodo. Los animales primogénitos como ovejas y cabras se usaban como sacrificios, pero eso no iba a funcionar para los seres humanos. Tenían que ser redimidos por sus padres: "recomprados" del Señor (ver Éxodo 13).

María también estaba allí para su purificación después del parto. Para volver a la vida cotidiana, necesitaba hacer una ofrenda. Por lo general podía ser un cordero y un pájaro, y para las mujeres más pobres podían ser dos pájaros: un par de tórtolas o de palominos (ver Levítico 12). María y José trajeron pájaros para esta ofrenda, lo que nos dice que no eran ricos. Una vez presentadas las ofrendas, la joven familia podía regresar a casa, todos redimidos y purificados, listos para comenzar su nueva vida juntos. Las ofrendas hicieron la diferencia.

Y eso es lo que nosotros necesitamos: ser purificados para una nueva vida. Necesitamos ser recomprados, rescatados y liberados para vivir esa nueva vida. Solo entonces podemos comenzar la vida como familia de Dios.

Pero ¿dónde está nuestra ofrenda? Está justo allí: el niño Jesús. Dios envió a su propio Hijo para que se convirtiera en nuestra ofrenda, para redimirnos y hacernos puros ofrendándose en la cruz. Los detalles minuciosos de la Ley de Dios no son simples trivialidades; nos señalan algo real y maravilloso sobre Jesús. Él es nuestra ofrenda. Gracias a él, nosotros también comenzamos una nueva vida en la familia de Dios.

ORACIÓN: Querido Señor, gracias por ofrecerte como ofrenda por nosotros para que podamos ser la familia de Dios. En tu nombre. Amén.

Dra. Kari Vo

Para reflexionar:
  • ¿Qué tipo de ofrendas le haces a Dios en tu propia vida?
  • ¿Qué palabras usarías para describir la ofrenda de Jesús por tí?

© Copyright 2019 Cristo Para Todas Las Naciones. ¡Utilice estas devociones en sus boletines! Usado con permiso. Todos los derechos reservados por la Int'l LLL.
¿Qué tipo de ofrendas le haces a Dios en tu propia vida?

No comments:

Post a Comment