Wednesday, October 16, 2019

CPTLN devocional del 16 de Octubre de 2019 - Atesorando la Biblia


ALIMENTO DIARIO

Atesorando la Biblia

16 de Octubre de 2019

Tú, por tu parte, persiste en lo que has aprendido y en lo que te persuadiste, pues sabes de quién has aprendido; tú desde la niñez has conocido las Sagradas Escrituras, las cuales te pueden hacer sabio para la salvación por la fe que es en Cristo Jesús. Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia, a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra.

Todavía tengo una Biblia que mis padres me regalaron para Navidad cuando tenía unos siete u ocho años. Es una copia de la versión de la Biblia Viviente. En ella conocí a Jesús con claridad. Con razón se está desmoronando. La leía noche tras noche cuando se suponía que debía estar durmiendo y día tras día cuando se suponía que debía estar haciendo la tarea (¡lo siento, mamá!). Me encantaba leer y no podía resistirme a este libro lindo y largo.

No tenía idea de cómo hacerlo, por supuesto. Empecé en Génesis, porque siempre se empieza un libro por el principio, ¿verdad? Pero casi me muero con todos los fragmentos genealógicos y las leyes exigentes en cuanto a los sacrificios (¡ay!). Y me tomó un año terminar los Salmos porque, como a la mayoría de los niños, no me gustaba la poesía. Me tomó tres años leerla toda.

Pero en algún momento, mientras leía la Biblia entera, me convertí en creyente. Sé que sucedió antes de que terminara el Antiguo Testamento; y cuando llegué a los Evangelios estaba bien preparada para recibir a Jesús: los profetas ya me habían contado todo acerca de él. Un par de años después me bauticé.

Les he contado esta historia a algunas personas y no me creen. Se burlan y me dicen: "Un libro no puede hacer todo eso", o "lo estás inventando". Pues, no. La Palabra de Dios es así de poderosa. Está viva, es inspirada por Dios, es incluso contagiosa, por así decirlo. Si pasas mucho tiempo en ella, no vuelves a ser el mismo. Te recomiendo que leas la Biblia con un corazón abierto e inquisitivo y verás lo que sucederá. (Aunque te aconsejo comenzar con uno de los Evangelios, ¡no vaya a ser que te quedes atascado en Levítico!)

Esto no quiere decir que la Biblia sea un libro fácil. En realidad es una colección de libros, una pequeña biblioteca, por así decirlo. Tiene todo tipo de géneros: historia, biografía, romance, suspenso, poesía, consejos, cartas, etc. Incluso tiene algo de similitud con la ciencia ficción (pero real). Sumérgete en la Biblia en cualquier sección que desees y, si algo te confunde, busca a alguien que te lo explique (puedes preguntar en la iglesia, tal vez) o puedes omitir esa parte y simplemente pasar al siguiente libro. No toma mucho tiempo para que las cosas comiencen a tener sentido. Y el Espíritu Santo definitivamente te ayudará. ¡Pídeselo!

Juan 14:23 dice: "Jesús le respondió: «El que me ama, obedecerá mi palabra; y mi Padre lo amará, y vendremos a él, y con él nos quedaremos a vivir". La palabra "obedecer" se traduce como "atesorar, valorar, mantener cerca del corazón". Dios nos dio su Palabra para que podamos conocerlo y para que el Espíritu Santo la use para acercarnos a Jesús, nuestro Salvador. Debemos siempre valorar la Biblia y usarla tan a menudo como podamos, porque es la Palabra del Dios a quien amamos.

ORACIÓN: Querido Señor, gracias por hablarnos a través de tu Palabra y por ayudarnos a conocerte a ti quien nos amas. Amén.

Dra. Kari Vo

Para reflexionar:
  • ¿Conoces a alguien que tenga viejas cartas de amor? ¿Por qué crees que las guarda?
  • ¿Cómo ha usado Dios la Biblia para ayudarte a conocerlo mejor?

© Copyright 2019 Cristo Para Todas Las Naciones. Que a través de estos devocionales, la Palabra de Dios te refresque en tu diario caminar.
¿Conoces a alguien que tenga viejas cartas de amor?

No comments:

Post a Comment