Tuesday, January 8, 2019

Devocional del CPTLN de 08 de Enero de 2019 - ¿Salvados cómo?


ALIMENTO DIARIO

¿Salvados cómo?

08 de Enero de 2019

No temas, Jacob, porque yo te redimí; yo te di tu nombre, Israel, y tú me perteneces. Cuando pases por las aguas, yo estaré contigo; cuando cruces los ríos, no te anegarán. Cuando pases por el fuego, no te quemarás, ni las llamas arderán en ti. Yo soy el Señor, tu Dios. Yo soy tu salvador, el Santo de Israel.

Una de las cosas más difíciles de explicar a quien no es cristiano, al menos para mí, es lo que queremos decir cuando comentamos que Dios nos salva. No me refiero a todo el tema de que Jesús murió por nosotros para que podamos ser perdonados y no tengamos que preocuparnos de ir al infierno. Me refiero a la experiencia día a día, hora a hora, de tener a Jesús como nuestro Salvador, de experimentar su ayuda, de conocerlo como nuestro Redentor.

Para quienes no son cristianos eso es algo raro, pues ven que le pedimos ayuda a Dios y le damos gracias pero, sin embargo, por lo que ellos pueden ver, pasamos por las mismas dificultades que ellos: nuestros seres queridos mueren, nos enfermamos del corazón o contraemos cáncer, perdemos el empleo, sufrimos accidentes automovilísticos, padecemos enfermedades mentales. Si Dios es nuestro Salvador, ¿de qué exactamente nos está salvando? ¿Qué clase de salvación está haciendo?

Difícilmente podemos culparlos por preguntar.

El profeta Isaías nos provee las palabras para lo que como cristianos ya conocemos, pero no podemos expresar. Dios dice a través de Isaías: "Cuando pases por las aguas, yo estaré contigo; cuando cruces los ríos, no te anegarán. Cuando pases por el fuego, no te quemarás, ni las llamas arderán en ti".

Fíjate en lo que Dios no dice. Él no dice: "Cuando pases por las aguas las separaré para que puedas atravesar sin mojarte." Dios hizo eso por el pueblo de Israel cuando estaban huyendo de los egipcios, pero nunca prometió hacerlo por nosotros. Nuevamente, observa que dice: "Cuando pases por el fuego, no te quemarás." Él nunca dice: "Haré que el fuego se apague, ¡pafffff! antes de que pongas tus pies en él."

No, Dios nunca promete que evitará que tengamos experiencias terribles. Él promete salvarnos a través de ellas para evitar que nos destruyan. Y nos promete que no estaremos solos: él estará con nosotros cada día hasta el fin de nuestras vidas.

Puede que esto no le diga mucho a quien no es cristiano. Pero para un creyente esto significa todo. No estamos solos; Dios no nos ha abandonado. No tenemos que lograr nada por nuestra propia cuenta. Incluso cuando enfrentemos la muerte, lo haremos con Dios a nuestro lado, con Jesús a la cabeza. Después de todo, él es el quien experimentó el sufrimiento y la muerte, y salió victorioso. Él conoce el camino, por lo que, cuando estamos con él, no debemos tener miedo. ¿Podríamos estar en mejores manos?

ORACIÓN: Querido Señor, cuando deba sufrir, ayúdame a confiar en que tú estás conmigo y me cuidarás. Amén.

Dra. Kari Vo

© Copyright 2018 Cristo Para Todas Las Naciones. Que a través de estos devocionales, la Palabra de Dios te refresque en tu diario caminar.
Una de las cosas más difíciles de explicar a quien no es cristiano es lo que queremos decir cuando comentamos que Dios nos salva.

No comments:

Post a Comment