Friday, April 20, 2018

Un dia a la Vez - Dulce refugio


Dulce refugio

Entonces ustedes me invocarán, y vendrán a suplicarme, y yo los escucharé. Me buscarán y me encontrarán, cuando me busquen de todo corazón.

Cuando tenemos días felices en los que todo nos sale bien, es cuando menos pensamos que estamos refugiados en los brazos del Padre. Eso sucede porque casi siempre que las cosas están en orden, lo que menos buscamos es su compañía.

Muchas veces estamos tan organizados que pueden pasar días sin que oremos, sin que vayamos a la iglesia, solo porque todo está en orden.

Sin embargo, ¿qué tal si a este cuadro le agregamos la preocupación y los problemitas económicos que no faltan? Ahí es cuando empezamos a clamar por su ayuda.

Dios no solo debe ser nuestro refugio en la soledad, ni en los momentos de preocupación. Él quiere ser nuestro refugio en todo momento.

Debemos estar más cerca que nunca de Él cuando nos encontremos en medio de la celebración por el triunfo del éxito y las muchas bendiciones.

No seamos interesados en nuestra búsqueda de Dios.

Él es y será nuestro dulce refugio.

Un Día a la Vez Copyright © by Claudia Pinzón
Dios no solo debe ser nuestro refugio en la soledad, ni en los momentos de preocupación.

No comments:

Post a Comment