Friday, March 16, 2018

Un dia a la Vez - ¡Suéltate!


¡Suéltate!

Cuídame como a la niña de tus ojos; escóndeme, bajo la sombra de tus alas.
~ Salmo 17:8 (NVI)

¡Oye, sí, suéltate! ¿Sabes por qué te lo aseguro hoy? Porque en estos días hemos meditado que nuestra vida debe depender de manera exclusiva de Dios. Así que por experiencia te digo que muchas veces en las que me he propuesto cambiar, que he creído entregar todas mis luchas y debilidades a Él, vuelvo a caer en la desconfianza y en la lucha contra mis propios recursos.

Sé que no es fácil porque es una tendencia humana.

Entonces, una vez que tomas una decisión firme, nuestro mismo Dios nos fortalece.

Soltarse en las manos del Maestro trae muchos beneficios. Por eso te dejaré ver algunos para que refuerces tu oración.

Primero, serás obediente, ya que Dios dice en su Palabra: «Vengan a mí todos ustedes que están cansados y agobiados, y yo les daré descanso» (Mateo 11:28).

Segundo, tendrás descanso, pues no te encargarás tú de llevar tus preocupaciones.

Tercero, no tendrás que preocuparte por el diario vivir, ya que cada día trae su propio afán.

Y, por enumerarte uno más, Dios te dice que si Él se preocupa por los lirios del campo y por dar de comer a las aves del cielo, ¿cómo no cuidará mejor de sus hijos? (véase Mateo 6:25-34).

Y esos somos tú y yo: «Hijos de Dios» con privilegios y con derechos.

Un Día a la Vez Copyright © by Claudia Pinzón
Sé que no es fácil porque es una tendencia humana.

No comments:

Post a Comment