Sunday, March 18, 2018

Un dia a la Vez - Hay esperanza


Hay esperanza

Y ahora, Señor, ¿qué esperanza me queda? ¡Mi esperanza he puesto en ti!
~ Salmo 39:7 (NVI)

Tal como le sucedió a Fredy, nuestro amigo del devocional de ayer, la vida lo sorprendió. De un día para otro, cambió su vida. Por robarlo recibió ese disparo que le cambió su condición física. Y a lo mejor esto te pasó a ti. Tienes una condición similar y quizá se deba a un accidente, una enfermedad o una incapacidad de nacimiento que cambió tu vida por completo.

¿Estamos preparados para afrontarlo? ¿Cómo sería nuestra reacción emocional? En la mayoría de los casos, estas grandes calamidades nos hacen más sensibles, nos motivan a buscar más de Dios, a pedirle ayuda y, por qué no, un milagro.

Por alguna razón que no tengo respuesta, Dios en algunos casos obra con milagros impresionantes. Sin embargo, en otra gran cantidad de ocasiones no hay sanidad física.

Conozco casos cercanos, incluso en mi familia, donde he podido ver que Dios ha dejado seres muy queridos para mí con sus limitaciones. A pesar de eso, sé también que no es casualidad que esas personitas a quienes quiero tanto Dios las haya levantando en lo espiritual de una manera única y hoy en día son grandes líderes. Su fe y sus testimonios han acercado a más de uno a los pies de Cristo.

A decir verdad, siempre hay esperanza. No sé cuál sea tu limitación, ni cuál fue esa situación que cambió tu vida para siempre, pero recuerda que Dios tiene un propósito con tu vida y serás de apoyo para otros que viven, o vivirán, lo mismo que tú y podrás ayudarles al testificarles del amor de Dios.

Un Día a la Vez Copyright © by Claudia Pinzón
Tal como le sucedió a Fredy, nuestro amigo del devocional de ayer, la vida lo sorprendió.

No comments:

Post a Comment