Friday, November 24, 2017

CPTLN Devocional de 24 de Noviembre de 2017 - Fuego que hasta el agua consume


Alimento Diario

Fuego que hasta el agua consume

24 de Noviembre 2017

En ese momento cayó fuego de parte del Señor, y consumió el toro que allí se ofrecía, y la leña, las piedras, y hasta el polvo, ¡y aun secó el agua que inundaba la zanja!
~ 1 Reyes 18:38 (RVC)

En Etiopía hay un dicho que dice: "Hay tres cosas que no se pueden hacer: arar el cielo, freír agua, y acusar al Rey".

Es un buen dicho, aunque no totalmente cierto. El cielo es arado por los relámpagos. El agua puede ser frita en una sartén, y un rey puede ser acusado por sus errores.

Es claro que hay quienes preguntarán: '¿Acaso el fuego puede consumir el agua?' Es una pregunta práctica a la cual el sentido común contesta con un: 'Imposible, es al revés. El fuego es capaz de quemar casi cualquier cosa, excepto la piedra y el agua'. Es por ello que, cuando en algunos países sub desarrollados se produce un incendio en una zona donde no hay mucha agua disponible, el fuego puede arder durante meses causando tremendos daños.

En la historia de la humanidad, sólo una vez vemos que el fuego consumió el agua. Fue la vez en que el profeta Elías se batió en duelo con los profetas de Baal, diciéndoles: "El Dios que responda y envíe fuego sobre el altar, que sea reconocido como el verdadero Dios." La historia nos dice que 450 profetas de Baal oraron a su dios pidiéndole que les contestara, pero sin resultados.

Entonces Elías oró, diciendo: "Señor, Dios de Abrahán, de Isaac y de Israel, demuestra hoy que tú eres el Dios de Israel y que yo soy tu siervo, y que solamente hago lo que tú me has ordenado hacer. ¡Respóndeme, Señor, respóndeme! ¡Que tu pueblo reconozca que tú, Señor, eres Dios... En ese momento cayó fuego de parte del Señor, y consumió el toro que allí se ofrecía, y la leña, las piedras, y hasta el polvo, ¡y aun secó el agua que inundaba la zanja!" (1 Reyes 18:36-38).

Entonces, si Dios así lo quiere, el fuego puede consumir el agua... y si Dios así lo quiere, un pecador perdido puede ser salvo.

ORACIÓN: Señor Dios, Creador del cielo y de la tierra, ayúdanos a comprender tu providencia infinita y tu poder capaz de hacer milagros no sólo para Elías, sino también para nosotros. En el nombre de Jesús. Amén.

Biografía del autor: Esta devoción ha sido escrita por Behanu Moges, Director de la Oficina de Cristo Para Todas Las Naciones en Etiopía.

© Copyright 2017 Cristo Para Todas Las Naciones. ¡Utilice estas devociones en sus boletines! Usado con permiso. Todos los derechos reservados por la Int'l LLL.
 En Etiopía hay un dicho que dice...

No comments:

Post a Comment