Thursday, August 10, 2017

CPTLN Devocional de 10 de Agosto de 2017


Alimento Diario

No los maten a todos

10 de Agosto 2017

Pero cuando se cumplió el tiempo señalado, Dios envió a su Hijo, que nació de una mujer y sujeto a la ley, para que redimiera a los que estaban sujetos a la ley, a fin de que recibiéramos la adopción de hijos.

A la entrada del edificio de la oficina principal de Lutheran Hour Ministries (Cristo Para Todas Las Naciones) hay un cartel que dice que está prohibido entrar al edificio portando armas. Hasta donde yo sé, quienes trabajan allí cumplen con esa regla y espero que los visitantes también lo hagan.

Para Abdul-Rahman Al Marwani, el jeque de Yemen, el tratar de mantener bajo control las armas y la violencia es una labor constante. Yemen es un país en el que hay tres armas por habitante, y 1,200 asesinatos por año. Un artículo publicado por Time cita las siguientes palabras de Marwani: "Un hombre pobre es capaz de no comprar comida, para poder comprar un arma. Porque en Yemen un hombre sin armas no vale nada".

En las últimas decadas, la venganza y los conflictos tribales han costado la vida a un gran número de empleados del Jeque. De más está decir que los cristianos no están exentos de estos ataques.

Cuando el Jeque escuchó que un predicador islámico alentaba a sus oyentes a matar cristianos, le preguntó: "¿Crees que Alá es sabio, y que todas las cosas vienen de Alá?" El predicador le dijo que sí. "¿Incluyendo el Mercedes Benz que manejas?" El predicador estuvo de acuerdo en que su Mercedes también era un regalo de Alá. Entonces el Jeque le dijo: no mates a todos los cristianos, "porque si matas a todos los cristianos, no quedará ninguno para construir más Mercedes".

Por más que aprecio los esfuerzos del Jeque a favor de los seguidores de Jesús, preferiría que mi valor no estuviera directamente relacionado con la manufactura de vehículos Mercedes.

Por eso es que doy gracias por las palabras que Pablo escribió en su carta a la iglesia en Galacia, donde dice que tanto usted como yo, valemos mucho.

¿Cuánto? Lo suficiente como para que el Señor prometiera enviar a su Hijo a nuestro mundo para salvarnos. Lo suficiente como para que Dios cumpliera esa promesa. Lo suficiente como para que Jesús viviera, sufriera, muriera y resucitara, para que pudiéramos ser adoptados como hijos de Dios.

Piense en esto por un momento. Quizás el mundo, o un vecino, o algún compañero de trabajo o escuela, no lo valore mucho.

Pero el Creador del universo sí lo valora. Y esto es lo único que cuenta.

ORACIÓN: Señor Jesús, mientras algunas personas pueden pensar que mi mayor mérito es ser blanco de sus balas literales y figurativas, puedo dar gracias que tu decidiste perdonarme y salvarme. Doy gracias en nombre de Jesús. Amén.

© Copyright 2017 Cristo Para Todas Las Naciones. ¡Utilice estas devociones en sus boletines! Usado con permiso. Todos los derechos reservados por la Int'l LLL.

No comments:

Post a Comment